¿Te sientes vacío y no le encuentras sentido a tu vida ?

Desde hace unos 50 años los psicólogos y psiquiatras han comprobado, que en nuestra sociedad de consumo hay cada vez más personas que sienten como si su vida careciera de sentido, que se sienten interiormente vacíos y que a pesar de poseer los bienes materiales y los contactos personales necesarios, siguen teniendo una profunda sensación de que aún les falta algo y no saben qué es. El conocido médico psiquiatra Viktor Frankl, quien se dedicó a estudiar a profundidad ese fenómeno social, lo llamó el vacío existencial. Para el doctor Frankl  la causa más importante de la crisis existencial es la pérdida de la esperanza y del sentido de la vida.

El sentido de la vida, es todo aquello que le confiere propósito a la vida, un significado, una misión a realizar. La esperanza es la virtud espiritual que le proporciona a la vida humana la fuerza vital para obrar y también el soporte interno a la existencia.

Esa frustración de no encontrar el sentido a la propia vida y la carencia de propósito, es una fuente de desajuste emocional que conduce con el tiempo a las personas afectadas, a tratar de compensarlo de alguna forma, surgiendo de allí los problemas de salud como las adicciones a drogas, las depresiones, el abuso del alcohol, la obesidad, la soledad, etc., los cuales atormentan hoy en dia a mucha gente, en particular, a los jóvenes.

Con la comprobación por parte de la medicina psiquiátrica, de la magnitud de la crisis existencial por la que está atravezando una buena parte de la sociedad moderna, he llegado al convencimiento de que ese sentimiento de vacío que afecta a tanta gente, está estrechamente relacionando con la crisis espiritual y la falta de fe en Dios que se percibe en los países más industrializados, donde debido a la sobreabundancia de bienestar material, de tecnología, de entretenimiento y de consumismo, muchos se han estado olvidando de su alma, de su propia espiritualidad y de Dios. Con propiedad se podría decir, que la causa principal de esa crisis existencial es la nueva pobreza espiritual de una sociedad incrédula en su mayoría, que ignora a Dios y menosprecia la religión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *